No soy el único que experimenta los efectos de mis pensamientos.

Lo siento, no tienes permiso para ver esta entrada.

hola