Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad.

Lo siento, no tienes permiso para ver esta entrada.

hola